• Kike

Up from the depths, thirty stories high...

Actualizado: 21 de jun de 2019


Dentro de muy poco podremos disfrutar en España de Godzilla: King of the Monsters, una de las películas más esperadas del año. El director es Michael Dougherty y entre los intérpretes principales están Ken Watanabe, Charles Dance o Millie Bobby Brown.


Creo que es un buen momento para escribir un pequeño artículo explicando los orígenes y características de los cuatro protagonistas del filme: Godzilla, Rodan, Mothra y King Ghidorah.


Trasladémonos, por tanto, al país del sol naciente.


La filmografía del lagarto radioactivo es increíblemente extensa y se divide en tres periodos: Showa (Clásico, de 1954 a 1975), Hesei (Moderno, de 1984 a 1995) y Millenium (de 1999 a 2004). Todos estos filmes están enmarcados en el género conocido en japón como Kaiju-Eiga. La productora siempre ha sido (y siempre será) Toho que, por cierto, tiene en su biblioteca títulos tan imprescindibles como Los siete samurais.


La primera serie es llamada Serie Showa, de los 50, 60 y 70. Todas estas películas fueron estrenadas en su día en España, aunque los títulos de algunas de ellas son más bien chocantes:


-Japón bajo el terror del Monstruo

-Godzilla contraataca

-King Kong contra Godzilla

-Godzilla contra los monstruos

-Ghidorah, el dragón de tres cabezas

-Los monstruos invaden la Tierra

-Los monstruos del mar

-El hijo de Godzilla

-Invasión extraterrestre

-La isla de los monstruos

-Hedorah, la burbuja tóxica

-Galien, el monstruo de las galaxias

-Gorgo y Superman se citan en Tokio

-Godzilla contra Cibergodzilla

-Godzilla contra Mechagodzilla


La segunda serie es la llamada Serie Heisei, de los 80 y 90. Son películas mucho más serias y oscuras, y con una fuerte continuidad. También han llegado a España, pero directas a vídeo:


-El retorno de Godzilla

-Godzilla vs Biollante

-Godzilla vs King Ghidorah

-Godzilla vs Mothra

-Godzilla vs Mechagodzilla II

-Godzilla vs Space Godzilla

-Godzilla vs Destoroyah


La tercera serie es la llamada Serie Millenium, que tuvo una vida muy corta, de apenas cinco años. Son películas muy eclécticas, sin ninguna continuidad y que varían enormemente en tono y estilo visual. Es mi serie favorita. Por desgracia, ninguna de estos filmes ha llegado a España (aunque muchos pueden encontrarse fácilmente en internet):


-Godzilla Millenium

-Godzilla vs Megaguirus

-Godzilla, Mothra, King Ghidorah: Giant monsters all-out Attack

-Godzilla X Mechagodzilla

-Godzilla X Mothra X Mechagodzilla

-Godzilla Final Wars


Tampoco quiero dejar de lado los últimos intentos de Toho por resucitar a la bestia. En primer lugar, la maravillosa Shin Gojira de 2016. Un filme satírico que recomiendo a todo el mundo, tanto fans de los monstruos gigantes como gente a la que el asunto no le interesa lo más mínimo. También tenemos la penosa trilogía animada, aún más reciente pero que, hablando en plata, no recomendaría ni a mi peor enemigo.


Hechas las presentaciones... ¡pongámonos con los contendientes!


Godzilla en la película Godzilla Final Wars de 2004

Evidentemente, del primer personaje que hay que hablar es del propio Rey de los Monstruos. ¡El único e inimitable! ¡¡Godzilla!! El género, después de todo, nace con él, ¿no? Pues no.


El género nace con Ray Harryhausen y su película El Monstruo de Tiempos Remotos. De forma que sí: los americanos llegaron primero. El primer Godzilla es poco más que un plagio de este largometraje. La diferencia fundamental es que la versión japonesa es mucho más seria, mucho más cruel y mucho más realista. Quizás porque siempre se pensó como alegoría y no como entretenimiento ligero.


La primera película de la saga se estrenó en 1954. En su país de origen se tituló Gojira. En España, Japón bajo el terror del monstruo. Como ya han dicho muchos antes que yo, el filme hunde sus raíces en los crímenes y tragedias de la Segunda Guerra Mundial. Curiosamente, muy pocos títulos de la saga siguen ese tono oscuro y, muy al contrario, son una auténtica fiesta de gente con trajes de goma dándose mamporros.


Godzilla se convirtió en un éxito instantáneo. Tanto creció su popularidad en los años siguientes que muchos predijeron su paso de villano a héroe. Este giro tuvo lugar en la película Ghidorah, el dragón de tres cabezas de 1964. A partir de entonces, en toda la serie Showa el monstruo se comporta como protector de Japón.


Las cosas volverían a cambiar en los 80. Durante la mayor parte de la serie Heisei, Godzilla es tratado como una amenaza para la humanidad. Solo en las dos últimas películas muestra un pequeño atisbo de empatía.


En los títulos de la serie Millenium, Godzilla suele ser presentado de nuevo como una especie de dios destructor. Excepcionalmente, en Final Wars son los humanos los que utilizan el inmenso poder de la bestia para derrotar a todo un ejército alienígena. La película, por cierto, es muy loca y muy divertida y el lagarto va por ahí con cara de mala leche cargándose monstruos gigantes como quien va a sacar la basura.


¿Y qué es exactamente Godzilla? Bueno, su nombre en japonés (Gojira) es la unión de las palabras gorila y ballena. Pero, más allá de su amor por el agua y sus envidiables pectorales, podemos decir que es una especie de dinosaurio, al estilo de como se imaginaban e ilustraban en los años 50. Un dinosaurio, eso sí, que escupe fuego. Lo cual no está nada mal.


Rodan en la película Godzilla vs Mechagodzilla II de 1993

Rodan es una especie de pterosaurio descomunal, que provoca huracanes únicamente batiendo las alas. Su debut fue en la película de 1956 Los hijos del volcán. En el filme, no hay uno, sino dos Rodanes que amenazan un pueblo minero japonés. Por cierto, buena parte del metraje se centra en la lucha de los mineros por sus derechos laborales, lo cual está muy bien, pero resulta un poco extraño para el que quiere ver monstruos y casas que estallan. También aparecen unos insectos gigantes que habitan en los túneles, los meganulones.


Rodan, igual que Godzilla, empezó como villano pero acabó uniéndose a la causa de los humanos en la película Ghidorah, el dragón de tres cabezas. Sus apariciones en la serie Heisei y Millenium son muy limitadas (solo aparece en Godzilla vs Mechagodzilla II y en Godzilla Final Wars).


Mothra en la película Godzilla vs Mothra de 1992

Mothra no es solo una polilla gigante: es uno de los personajes más extraños y hermosos jamás creados por el imaginario japonés. Un símbolo de un mundo antiguo y misterioso, y todo un icono feminista.


Y es que Mothra es, en primer lugar, "ella". Una criatura claramente femenina, maternal y mayormente pacífica. Sus poderes parecen más relacionados con la magia que con elementos de ciencia ficción.


Su primera aparición es en un filme de 1961 llamado sencillamente Mothra. Aquí descubrimos también a los secundarios más extraños de toda la saga: las Aelinas. Un par de hermosas doncellas japonesas, tan pequeñas que caben en la palma de la mano. Y cantan. En el filme, son raptadas por un empresario sin escrúpulos que quiere hacer dinero con su talento. Es por ese motivo que Mothra cae sobre la ciudad, sembrando destrucción a su paso. No es una venganza: es una operación de rescate. La película deja muy claro que el malo de la historia es el capitalista. Las Aelinas han vuelto a la gran pantalla en numerosas ocasiones, casi siempre interpretadas por cantantes populares del país nipón.


Mothra es extremadamente popular, tanto ella como sus larvas, y ha aparecido en casi tantos filmes como el propio Godzilla. Merece la pena destacar la trilogía que tuvo lugar en los 90, comenzando con Rebirth of Mothra. Una auténtica locura kitsch imprescindible para los fans del Kaiju-Eiga.


Ghidorah en la película Rebirth of Mothra III de 1998

Ghidorah, el dragón de tres cabezas, el dios de las escamas de oro, el aniquilador de mundos.


Ghidorah (o King Ghidorah, el título es opcional) aparece por primera vez en los 60, en la película que lleva su nombre. Es necesaria la unión de Mothra, Rodan y Godzilla para poder derrotarlo. Desde entonces, ha sido enemigo incansable del lagarto radioactivo y sus amigos. Da igual si es amigo o enemigo de la humanidad: toda versión de Godzilla tiene un Ghidorah contra el que luchar. El Joker de Batman. El Moriarty de Holmes. La Susana Díaz de Pedro Sánchez (¿se ha quedado viejo ese chiste?).


Originalmente, el personaje era un alienígena proveniente de abismos cósmicos sin nombre. En Godzilla vs King Ghidorah de 1992 se cambia este origen, convirtiéndole en producto de la ingeniería genética y... ¡los viajes en el tiempo! En la película, por cierto, no hay una sino dos versiones de Ghidorah. Primero la más clásica (en forma de dragón dorado). Una vez es derrotado, es transformado en Mecha-Ghidorah, una bestia cibernética con una cabeza mecánica.


La naturaleza del personaje suele ser completamente malvada. La única excepción es en la película de 2001 Godzilla, Mothra, King Ghidorah: Giant monsters all-out Attack, donde se le presenta como un Dios Protector. Afortunadamente, el filme carece de continuidad con el resto de la serie. ¡No sería justo que nos quedáramos sin nuestro villano favorito!


Ghidorah también es el enemigo principal de Mothra en la trilogía de los 90 e incluso tiene un cameo en un episodio de Ultraman. El bicho tiene, por cierto, otros apodos. Por ejemplo, los malvados Xilanos se refieren a él como Monster Zero.

King Ghidorah es el terror de la galaxia. Invencible e inmortal... hasta que es vencido y dado muerte, claro. Y es que, a pesar de su inmenso poder, el pobre es derrotado una y otra vez por Godzilla. En su defensa, diré que casi siempre parece que está a punto de ganar. Pero entonces, ocurre algo. Porque si no ocurriera nada, no habría película.



Aquí termina este primer acercamiento al apasionante mundo de los Kaijus. Si el lector tiene curiosidad, puede buscar alguna de las películas en Amazon y después dejar un comentario diciendo que tal. Recomiendo especialmente escuchar la música del gran Akira Ifukube que no es, en absoluto, difícil de encontrar.


También quiero aprovechar este espacio para hacer un pequeño anuncio: Gen X Games tiene los derechos de Godzilla y va a publicar varios juegos de mesa basados en el tema. He tenido la inmensa fortuna de que la empresa me haya confiado el diseño de uno de estos juegos. Precisamente el que está basado directamente en la película de Michael Dougherty. Será un juego de tablero de 2 a 5 jugadores, con partidas de media hora de duración. En el juego habrá monstruos dándose tortazos, evidentemente, pero también esforzados científicos que deben hacer avanzar sus investigaciones. Saldrá a finales de este año (o principios del año que viene).


Esto es todo de momento. Mejor será que compréis latas de comida y vigiléis las aguas del puerto.


Y es que ya sabéis lo que dicen: la historia muestra una y otra vez como la naturaleza señala la necedad de los hombres.

76 vistas

¡SÍGUEME! 

  • Instagram
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

© 2018 por Enrique Dueñas. Creado coh Wix.com